Prueba de tu producto con una puesta en marcha eficiente

Home / Emprendedores / Prueba de tu producto con una puesta en marcha eficiente

Prueba de tu producto con una puesta en marcha eficiente

El poner tu producto en manos de un cliente puede hacer un mundo de diferencia. El autor y estratega Eruic Ries nos explica porque.

Muchos emprendedores trabajan durante horas interminables para crear el mejor producto que puedan realizar antes de entrar al mercado terminándose todos sus recursos tanto económicos como humanos, para ponerlo en marcha lo antes posible. Eric Ries cree que es el peor error que los emprendedores pueden cometer cuando se inicia, puesto que por experiencia propia el cuanta que ha fracasado varias veces por haber puesto todo a su disposición en los productos que estaba desarrollando. Aquí nos cuenta que hay mejores formas de hacerlo.

The Lean Startup

The Lean Startup

En su reciente libro, Ries describe su estrategia; The Lean Start-up: How Today’s Entrepreneurs Use Contonous Innovation To Create Radically Successful Business. (La puesta en marcha eficiente: como los emprendedores de hoy usan innovación continua para radicalmente crear empresas exitosas.)

Has iniciado numerosas compañías que de manera subsecuente se han multiplicado. ¿Cuál es el error más grande que cometen los emprendedores? 

Los emprendedores caen en tantos errores que lo que resulta difícil ahora es  identificar su origen. Sin embargo, el creer en su propio plan es probablemente lo peor. Estoy convencido de que si los emprendedores hicieran un buen trabajo en desarrollar e implementar un buen plan como escribir un plan de negocios, hacer grupos de enfoque y todo lo tradicional podríamos ser reconocidos con éxito. en efecto los planes están muy bien hechos, el problema es que la realidad no corresponde en nada. una vez que están terminados, los emprendedores no se molestan en volver a revisarlos y adaptarlos solo asumen que es correcto y ahí es donde está el error.

Entonces, desde esa idea ha conformado el concepto de “Lean Startup”. La idea básica es que las compañías deben ubicar sus recursos de manera más eficiente. Esto es más fácil de decir que de hacer, ya que los emprendedores normalmente están apresurados y no tienen la perspectiva de saber lo que es y no eficiente. ¿Cómo pueden los emprendedores realmente usar su estrategia?

La idea fundamental es tratar todo como si el inicio fuera un experimento. Todo inicio debe ser una prueba, una hipótesis. Realmente deseas organizar tu compañía para que se construya para aprender. la idea de “The Lean Startup” está basada en la eficiencia productiva, una filosofía de administración que se adapta fácilmente a la cultura de inicio. Una parte clave es la creación de una retroalimentación en espiral: construir, evaluar y aprender. Queremos viajar a través de esa espiral tan rápido como podamos. No solo está pasando rápido, sino está pasando bien.

Una gran parte de nuestra teoría es la de atraer a nuestros clientes desde el inicio para que prueben nuestros productos ¿cómo encuentran clientes o clientes potenciales sino cuentan con un producto final  o una marca reconocida?

Es mala idea probar nuestro producto con nuestra familia, amigos y personas cercanas, puesto que nos darán retroalimentación positiva o lo que queremos escuchar, la cual, en el mundo real, no nos es de utilidad. Sin embargo, esta parte debe ser sencilla, puesto que una de las suposiciones que incluiste en tu plan de negocios fue la de encontrar clientes una vez que tu producto esté terminado. Puedes seguir este plan una vez que tu producto esté terminado. Sigue tu plan para comenzar a buscar a tus clientes. Muchos emprendedores no necesitan tantos clientes como creen, muchos creen que diez es demasiado, pero es necesario empezar con pocos si se quiere ser grande, además, si diez personas rechazaron tu producto, ¿qué te hace pensar que no lo harán 100, 1,000 o diez mil? Sin embargo la respuesta para cada negocio es diferente. Será una mediada distinta si estás vendiendo servicios on line para empresas frente a productos para adolescentes.

Entonces, ¿qué tipo de producto has creado que permita probar tu concepto sin haber finalizado el producto que planeas introducir al mercado?

Lo que deseas hacer es un producto “mínimamente viable” esencialmente es la versión más pequeña y sencilla que te permite comenzar el proceso de aprendizaje. No me refiero a Mínimo en cuanto a las características y funcionalidades del producto o servicio que ofreces, sino al número mínimo de personas al cual mostrárselo. La manera más común de hacerlo es permitir que la gente lo pre ordene (no tiene que ser en línea) antes de que esté listo. Si tu campaña fracasa con este mínimo número de personas, entonces, nunca tendrás que construir el producto. Esta es sólo una técnica Concierge MVP es otra idea descrita en mi libro. Puedes hacer esto en cualquier negocio.

Un par de ejemplos:

Un ejemplo que menciono en mi libro es Food-on-The-Table. Hoy en día la empresa cuenta con más de un millón de clientes y tiene un método para cumplir automáticamente con las órdenes, sin embargo, cuando inició lo hizo con un cliente. Era un familiar, se reunían semanalmente en un café para elaborar el menú. El cliente no tenía idea que era el único o el primero. pero aprendieron con servirle a éste y pudieron tener otros antes de invertir en la automatización.

Otro ejemplo es Zappos. A menudo le pregunto a la gente como lo construyeron. Contestan que necesitas buen gusto y un buen servicio a clientes. Además, necesitas contar con un gran centro de distribución y y un gran centro de atención a clientes. Pero en MVP para ellos fue como sigue: acudieron a la tienda se zapatos local en donde tomaron fotografías de sus productos y las publicaron en línea. Si alguien les compraba productos, debían de ir a la tienda comprarlos y mandarlos por correo, realmente no existía un gran negocio detrás. Había un sitio en línea y un deseo de obtener muchos más pedidos cuando se fastidiaran en hacer todas las compras y envíos manualmente. Todo era para probar su gran idea.

Algunas veces los emprendedores se dan cuenta de que todo va mal con su producto y sabes que eso es horrible.

¿Esto te puede llevar a lo que llamas un ‘pivote’ en tu plan de negocios?

Si, Grupon es una gran historia de pivote. Gastaron el primer millón de su fundación en construir The Point , un producto del que nadie ha escuchado. Era una especie de sitio de acción colectiva para asuntos políticos. El sitio no tuvo ninguna atracción. Al término de un año, los fundadores ya no tenían dinero y los directivos estaban molestos. Por lo que decidieron tomar la idea de acción colectiva y aplicarla al comercio, pero no tenía otro año.

En vez de eso, lo que tenían era un wordpress blog para el Grupon original e hicieron manualmente un trato. Organizaron la venta de pizzas al 2×1 en el lobby de sus instalaciones. Vendieron como veinte Grupons. Regalaron veinte pizzas en sus instalaciones.

Mucha gente no hubiera pensado mucho en eso. Pero fracasaron un año para tener gente que hiciera algo y este primer acuerdo puso a la gente en acción. Fue un pivote clásico. Las historias famosas pivote normalmente son fracasos, pero no tienes que fracasar antes de pivotear. Todo pivote es un cambio, es estrategia sin un cambio en visión. Cuando los emprendedores ven una nueva manera de lograr su visión, un modo de ser más exitosos, tienen que ser lo suficientemente diestros para hacerlo.

Comments

comments

Recent Posts
Contáctanos

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Las verdaderas lecciones de liderazgo de Steve Jobsmomento ahhh